Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí


Ecobroncoscopia

Ecobroncoscopia

La Ecobroncoscopia permite un diagnóstico rápido y mínimamente invasivo del cáncer de pulmón y de otras patologías. Su fiabilidad a la hora de detectar, en el momento en el que se realiza la prueba, enfermedades como el Cáncer de Pulmón, la Tuberculosis, el Linfoma o la Sarcoidosis, es del 96%.

Entre las ventajas de este tratamiento de última generación, destaca su carácter mínimamente invasivo, el hecho de que no requiere hospitalización y su capacidad para detectar, al momento, el estado en que se encuentra un cáncer de pulmón.

Esta técnica permite inspeccionar mediante un sistema óptico de visión directa el interior del aparato respiratorio, a la vez que combina dos disciplinas diagnósticas como son la Fibrobroncoscopia (exploración visual de las vías de respiración de los pulmones) y la Ecografía endoluminal (que permite analizar el tamaño del tumor), todo ello en un dispositivo de última generación –el Ecobroncoscopio-. A través de la Ecobroncoscopia, se realiza la visualización de estructuras adyacentes a la tráquea y bronquios con la posibilidad de obtener células, mediante una punción aspirativa (por succión) con aguja fina.

Evita la realización de técnicas quirúrgicas más invasivas, como la Medisatinoscopía (exploración visual del mediastino superior mediante una pequeña incisión) y los riesgos mayores derivados de una anestesia general y la manipulación exterior del tórax.

Los pacientes candidatos a ser diagnosticados por este medio son todos aquellos que presenten masas o ganglios aumentados de tamaño pendientes de diagnóstico, observados a través de estudios de imagen de alta calidad como Tomografía axial computarizada de tórax (TAC) y Tomografía por emisión de positrones (PET) o la combinación de ambos.

En el caso del Cáncer de Pulmón, la posibilidad de realizar un diagnóstico de forma rápida y poder determinar de forma simultánea el estadio en el que se encuentra la enfermedad, es de vital importancia. Se convierte además en la mejor forma de clasificar la cirugía pulmonar al poder determinar la cantidad y regiones de ganglios afectados. La extensión de la afectación ganglionar en el pronóstico, facilita la toma de decisiones sobre la indicación de tratamientos curativos neoadyuvantes o adyuvantes (aquellos que se realizan, previamente, a la cirugía por cáncer con el fin de mejorar las posibilidades de practicar la intervención y sus resultados con vistas a la curación).


< Volver
Refineria Web - Diseño web, Hosting & Registro de dominios

Diseño web mallorca

Aviso legal. Copyright Juaneda Red Asistencial 2018