Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí

Rejuvenecimiento vulvovaginal, laxitud vaginal y atrofia vulvovaginal postmenopausia

Rejuvenecimiento vulvovaginal, laxitud vaginal y atrofia vulvovaginal postmenopausia

El síndrome de relajación vaginal, también conocido como laxitud vaginal, es una patología que se caracteriza por la pérdida de la forma óptima de la vagina y la atrofia de la mucosa vaginal. Este síndrome está asociado con factores como el envejecimiento natural de la mujer y a la llegada de la menopausia, pero también puede deberse a la distensión de la vagina durante el parto. Estos cambios pueden derivar en efectos negativos en la vida de la mujer, que van desde una incomodidad interna a la disminución en la satisfacción a la hora de mantener relaciones sexuales, pasando por la presencia de pérdidas de orina.

Rejuvenecimiento vulvovaginal El tratamiento de rejuvenecimiento vaginal y vulvar con láser produce efectos estimulantes sobre la pared vaginal y la vulva que consiguen que éstas recuperen su turgencia y la capacidad de secreción, gracias al efecto de bioestimulación que produce el láser de CO2 específicamente diseñado para este tratamiento. Permite remodelar de forma segura, delicada e indolora la mucosa vaginal y el aspecto externo de la vulva. El tratamiento consta de 2-3 sesiones espaciadas un mes. La técnica es ambulatoria, indolora y dura 20 minutos. Las molestias postratamiento son mínimas y se le prescribirá la aplicación de una crema hidratante vaginal y la abstención de relaciones sexuales durante la primera semana inmediatamente tras el tratamiento. Para mantener los resultados se recomienda realizar una sesión de mantenimiento al año.

Laxitud vaginal A partir de los 40 años, las mujeres que han tenido partos naturales, es frecuente que pierdan el tono muscular de la vagina y en consecuencia sufran una ampliación en dicha zona que les provoca falta de sensaciones placenteras durante el coito. Es precisamente la falta de satisfacción sexual lo que conlleva el mayor número de consultas, ya que no se produce suficiente fricción durante las relaciones sexuales. No obstante, gracias a la técnica de estrechamiento esto se puede recuperar, de ahí el nombre de Rejuvenecimiento Vaginal. El procedimiento dura 20 minutos, es ambulatorio e indoloro. Las molestias postratamiento son mínimas y se le prescribirá la aplicación de una crema hidratante vaginal y la abstención de relaciones sexuales durante la primera semana inmediatamente tras el tratamiento. Para mantener los resultados se recomienda realizar una sesión de mantenimiento al año.

Atrofia vulvovaginal La bajada de estrógenos propia de la menopausia conduce a un debilitamiento de las paredes vaginales con pérdida de secreción que producen atrofia y sequedad vaginal y pérdida de elasticidad y condicionan intensamente la vida sexual de la mujer. Las paredes de la vagina se vuelven delgadas, poco elásticas y poco resistentes a traumas, lo que afecta a la vida sexual. Durante la fase de excitación se puede producir en la mujer una laxitud muscular con falta de tumescencia en los genitales externos y falta de lubricación vaginal con disminución de la sensibilidad propia y de la pareja. Aumentan también las posibilidades de que las relaciones sean dolorosas en la penetración y el riesgo de vulvovaginitis atrófica e incontinencia urinaria. El tratamiento de rejuvenecimiento vulvovaginal requiere 2-3 sesiones espaciadas un mes. El procedimiento dura 20 minutos, es ambulatorio e indoloro. Las molestias postratamiento son mínimas y se le prescribirá la aplicación de una crema hidratante vaginal y la abstención de relaciones sexuales durante la primera semana inmediatamente tras el tratamiento. Para mantener los resultados se recomienda realizar una sesión de mantenimiento al año. Este tratamiento está especialmente indicado en el subgrupo de pacientes sometidas a tratamientos quirúrgicos y/o oncológicos en los que estén contraindicados los tratamientos hormonales (ej. cáncer de mama).

Para más información consulte nuestro folleto aquí

SOLICITE INFORMACIÓN

Infórmese gratuitamente y sin compromiso sobre nuestros tratamientos de cirugía plástica, reparadora y estética.
Posibilidad de financiación de hasta 5 años.

Enviar
* Debe completar todos los campos seguidos de asterisco
Refineria Web - Diseño web, Hosting & Registro de dominios

Aviso legal. Copyright Juaneda Red Asistencial 2019