Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí

El papel fundamental de los radiofísicos en la medicina
Clínica Juaneda

El papel fundamental de los radiofísicos en la medicina

Los radiofísicos, desconocidos por la mayoría de los pacientes y, en ocasiones considerados como los actores ‘mudos’ en la especialidad de la radioterapia, tienen un papel fundamental en la medicina.

Con motivo de la celebración del QA Symposium, desde Juaneda Hospitals queremos reivindicar la importancia de su trabajo, tan necesario y fundamental en la medicina, e intentar otorgarles la visibilidad que merecen. 

A pesar de lo que pueda pensar la gran mayoría, un radiofísico no sólo se encarga de radioterapia, sino que su campo de actuación es mucho mayor. Detrás de cada radiación en un hospital, hay un especialista en radiofísica. Gracias a su formación y sus conocimientos en física se pueden aplicar las radiaciones a la medicina de una manera segura y eficaz. Trabajan de manera coordinada con los médicos y diseñan el tratamiento de los pacientes acorde a su diagnóstico.

El departamento de radiofísica de un hospital divide su trabajo en cuatro grandes áreas: protección radiológica, rayos X, medicina nuclear y radioterapia.

1.  Protección radiológica: comprende el control de la radiación que reciben tanto los pacientes como el personal del hospital. Realizan controles de irradiación y contaminación constantes y gestionan los residuos radioactivos de un hospital.

2.  Rayos X: las pruebas radiológicas con radiaciones son cada vez más frecuentes y necesarias en el diagnóstico médico de pacientes (TAC o rayos X). El radiofísico es el encargado de verificar que los parámetros son los correctos, que el estado de los equipos es el adecuado y que la dosis del paciente es la apropiada.

3.  Medicina nuclear: evalúan el funcionamiento de los equipos que nos darán información sobre los órganos y tejidos a nivel molecular.

4.  Radioterapia: en cuanto a la radioterapia, el radiofísico se encarga de diseñar tratamientos individualizados para cada paciente. El médico decide la dosis y contornea los órganos que quiere irradiar y los quiere salvar. El radiofísico se encarga de hacer un TAC para cada paciente y planificar el tratamiento. Es decir, cómo se moverá la máquina y por dónde.

Gracias a los constantes controles de calidad tanto de la máquina como en los pacientes, se verifica el tratamiento de cada paciente previamente. Es decir, simulan en un maniquí la radiación que recibirá el un paciente y, gracias a un detector, miden que la dosis es la adecuada. Se aseguran de que lo que aparece en el ordenador es capaz de trasladarse a un paciente gracias a esta prueba de control de calidad.

En Juaneda Hospitals, nuestro equipo de radiofísicos trabaja con maquinaria de última generación (sistema Varian TrueBeam) para poder ofrecertratamientos pioneros en Baleares como por ejemplo la radiocirugía, un tratamiento de tumores y lesiones no accesibles quirúrgicamente y que garantiza una mayor esperanza y calidad de vida o la braquiterapia ginecológica (radioterapia interna) que permite una mayor dosis de radiación en un área al que no podríamos acceder con la radiación externa.

El porcentaje de éxito en los tratamientos, los avances tecnológicos y la profesionalidad de nuestro equipo nos invitan a dejar de asociar la palabra radioterapia con la muerte y empezar a hacerlo con la vida.

Juaneda, cerca de ti.


Refineria Web - Diseño web, Hosting & Registro de dominios

Diseño web mallorca

Aviso legal.

Política de Cookies

Política de Privacidad

Copyright Juaneda Red Asistencial 2019