Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí

Consejos del Servicio de Urgencias de Juaneda para sobrellevar el calor
Clínica Juaneda

Consejos del Servicio de Urgencias de Juaneda para sobrellevar el calor

Las altas temperaturas y la exposición al sol pueden causar graves problemas de salud. Durante la temporada de verano, aumentan el número de pacientes que acuden a urgencias debido a los golpes de calor presentando síntomas como calambres musculares, dolor de cabeza, confusión, insomnio o debilidad.

Tras varias horas expuestos al sol con altas temperaturas, nuestra temperatura corporal central puede incrementarse hasta llegar a los 40 grados. Un golpe de calor suele aparecer en ambientes calurosos con altos grados de humedad. Los síntomas principales que suelen aparecer son: piel caliente, roja y seca, dolor intenso de cabeza, náuseas, sed intensa, pérdida de consciencia, somnolencia y convulsiones.

Desde el Servicio de Urgencias Juaneda Hospitals, te recomendamos una serie de consejos para cuidar tu salud en verano.

Lo primero y más importante para evitar este tipo de incidentes es la prevención. Evitar exponerse al sol y hacer deporte entre las 12:00 y las 16:00 horas, ingerir líquidos (agua, zumos…) y usar ropa ligera y fresca.

En caso de sufrir alguno de los síntomas, buscar un lugar fresco, beber agua y acudir a urgencias si estos se agravan. 

Ante un golpe de calor, trasladar a la persona a un sitio fresco, mojar su ropa con agua, abanicarla y si está consciente, incorporarla y darle a beber agua. Si la persona está inconsciente se debe acudir rápidamente al centro hospitalario.

Los cortes de digestión también son muy usuales durante el verano. Estos se producen por una diferencia muy brusca entre la temperatura corporal y la del agua.  Por eso, se recomienda no hacer esfuerzos físicos ni comidas copiosas antes de bañarse, además de ir metiéndose poco a poco en el agua para comprobar que nuestro cuerpo va adaptándose a las nuevas condiciones térmicas.

Además, las picaduras de animales marinos como medusas, erizos de mar y pez araña son comunes en esta época del año. Para tratar las picaduras de medusas se recomienda lavar con agua salada sin frotar y aplicar compresas frías y vinagre casero en la zona de la picadura.

En caso que ésta sea de pez araña se recomienda sumergir la zona afectada en agua muy caliente, además de utilizar algún antiinflamatorio para aliviar el dolor. Si la picadura es de erizo se debe intentar sacar la púa para que no se infecte la herida.

Si cualquiera de estas situaciones empeora, el dolor aumenta o no mejora tras las recomendaciones, se debe acudir al servicio de urgencias del centro hospitalario.

Otro riesgo frecuente en verano respecto a la alimentación es la gastroenteritis causada por la ingesta de alimentos que han sufrido la ruptura de la cadena de frío o que no han tenido una buena manipulación y están en mal estado. Algunos síntomas son la diarrea, vómitos o retortijones que pueden acabar en fiebre y deshidratación. Para combatir estos síntomas se recomienda beber mucho líquido y no comer productos sólidos durante las primeras horas, pero si esto no es suficiente se debe acudir a un médico especialista.

También es importante prestar máxima atención a los niños, mujeres embarazadas y mayores de 65 años.

Y, después de todos estos consejos, ¡a disfrutar del verano!

Juaneda, cerca de ti.


Refineria Web - Diseño web, Hosting & Registro de dominios

Diseño web mallorca

Aviso legal.

Política de Cookies

Política de Privacidad

Copyright Juaneda Red Asistencial 2019