Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí

Causas y consecuencias de las apneas del sueño
Clínica Juaneda

Causas y consecuencias de las apneas del sueño

Descansar bien por la noche es lo que nos permite rendir bien durante el día. Concentrarnos en el trabajo, estar atentos al volante y disfrutar del ocio, de nuestra familia y de nuestros amigos.

Sin embargo, aproximadamente un 5% de la población sufre apneas del sueño y, lo más curioso, es que muchos de los afectados no lo saben.

La apnea del sueño es una dolencia que afecta a las personas roncadoras y que consiste en una parada respiratoria que hace que no llegue aire a los pulmones, ni oxígeno a la sangre. Por lo que se produce una situación de estrés en el organismo a nivel cardíaco y cerebral y se traduce en un microdespertar.

La apnea tiene un difícil diagnóstico por diferentes motivos. El principal es el tabú que aún hoy en día supone el ronquido. Son muchos a los que les sigue costando consultar al especialista sin saber que un buen tratamiento puede mejorar notablemente su día a día y una somnolencia diurna que han llegado a normalizar.

Otra de las razones por las que es difícil diagnosticar la apnea es el hecho de dormir o no acompañado. Los acompañantes son los que suelen dar la voz de aviso en las apneas ya que el protagonista nunca es consciente de ello.

¿Cuáles son las principales causas de la apnea del sueño?

La principal causa es el sobrepeso. En la mayoría de casos, una pérdida de peso mejoraría notablemente la calidad del sueño del paciente que, normalmente, el perfil suele ser de un hombre de entre 50 o 60 años con sobrepeso, cuello corto y ancho.

Por otro lado, también puede deberse a problemas anatómicos. Por ejemplo, problemas en el paladar, hipertrofia amigdalar, retrognatia, etc.

En cuanto a las consecuencias que puede acarrear una apnea, la principales la somnolencia ya que puede haber multitud de despertares durante la noche provocando un mal descanso.

Además, las personas que sufren de apneas suelen tener más problemas a nivel psiquiátrico (ansiedad, depresión, menor rendimiento laboral, etc), más propensión a sufrir accidentes diarios (tráfico y laborales) y también están más expuestos a padecer enfermedades cardiovasculares o ictus.

¿Cómo tratar las apneas?

Lo primero que debemos tener en cuenta es el peso del paciente ya que el sobrepeso es la principal causa de esta dolencia con lo que una pérdida de kilos puede evitarnos tener que aplicar cualquier otro tratamiento.

También podemos seguir una serie de consejos que nos ayudarán a mejorar. Por ejemplo, evitar cenas muy copiosas, intentar dejar un margen considerable entre la cena y la hora de ir a dormir o no ingerir alcohol, ansiolíticos e hipnóticos.

En caso de que sigamos teniendo apneas pero el número no es muy alto, podemos poner en práctica un dispositivo de avanzamiento mandibular o un tratamiento quirúrgico de las amígdalas, el paladar, etc.

Por el contrario, en caso de que el número de apneas considerable, el tratamiento adecuado es con la CPAP, es decir, una máquina que aplicar una presión de aire continua en la vía aérea para que no colapse al paciente y no se produzca la apnea.

De todos modos, en caso de duda, os aconsejamos que visitéis al especialista. Un buen diagnóstico puede mejorar notablemente vuestra calidad de vida.

Juaneda, cerca de ti. 

Refineria Web - Diseño web, Hosting & Registro de dominios

Diseño web mallorca

Aviso legal.

Política de Cookies

Política de Privacidad

Copyright Juaneda Red Asistencial 2019