Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí

Decálogo para evitar el Síndrome Post Vacacional

Decálogo para evitar el Síndrome Post Vacacional

 

• A pesar de la crisis, un 65% de los españoles sufrirá algún síntoma de Síndrome Post-vacacional y un 35% corre el riesgo de caer en depresión
• La buena noticia es que se puede prevenir y que normalmente, no dura más de 4 ó 5 días
• La Psicóloga de Red Asistencial Juaneda, Zaira Cabot, recomienda en un decálogo cómo afrontar la vuelta al trabajo.


Palma de Mallorca, 30 de agosto - Septiembre es un mes que coincide con el fin de las vacaciones, el descanso y el buen tiempo y que a la vez, comporta la vuelta a las rutinas habituales. Para un 65% de los ciudadanos asimilar este cambio se puede convertir en un problema con síntomas como insomnio, cefaleas, cansancio o apatía. Un 35% podría incluso caer en una depresión. La especialista de Red Asistencial Juaneda, Zaira Cabot, ha elaborado un decálogo de consejos para una mejor adaptación a estos cambios y para disfrutar de la vuelta al trabajo.
La psicóloga Zaira Cabot tiene claro que: “los últimos días antes de volver a incorporarnos a la rutina laboral es frecuente que aparezca cierto estrés y una reacción física y psíquica ante las futuras demandas que implica la incorporación al trabajo. Casi sin querer, llega la desmotivación y  un estado de ánimo más bajo de lo habitual. A esto se le llama “Depresión Post-vacacional”. No se trata de una entidad diagnóstica en sí, ya que no existe consenso en la comunidad científica, que la defina como tal, pero si que se manifiesta con un conjunto de síntomas determinados, basta con observar a nuestro alrededor. Quizá es porque lo percibimos como una actividad negativa que en un principio maximizamos y luego gestionamos mejor, a medida que pasan los días. En los actuales tiempos de crisis, se le une además un sentimiento de culpabilidad por no cuidar el privilegio de tener un trabajo”. Los expertos coinciden en que es bueno descansar, opinión que comparte Cabot que asegura: “esto podría provocar una sensación de malestar, que los psicólogos llamamos “Disonancia Cognitiva”, por la contradicción que supone éste hecho en sí. A día de hoy, la presión económica, laboral y social, a veces supera los límites del bienestar. Si esta disonancia aparece sus síntomas son fáciles de detectar y van desde trastornos digestivos, insomnios o dolores musculares hasta la apatía, ansiedad, irritabilidad o la tristeza”.

Sobre el perfil de personas que pueden sufrir Síndrome Post vacacional se encuentran estudiantes y trabajadores, por el simple hecho de tener obligaciones y responsabilidades. Por lo general afecta más a personas de entre 30 y 55 años. Principalmente a aquellos que no están satisfechos con su puesto de trabajo, los que van a asumir una mayor responsabilidad, o los que tienen a personas a su cargo, también a todos los que atraviesan una situación laboral o familiar inestable. 

En muchas ocasiones, seguir unas sencillas pautas puede evitar problemas y garantizar una buena incorporación laboral. Zaira Cabot recomienda el siguiente decálogo:

1.- Sé positivo. Si todavía estás de vacaciones, disfruta de los días de descanso y no empieces a pensar de forma negativa en la vuelta a la oficina.

2.-  Organízate. Haz un listado de todas las cosas que tengas pendientes. Tanto si se refiere a tareas caseras, como laborales e incluso compras para los próximos meses, te servirá para organizarte mejor.

3.- Dosifícate. No intentes abarcarlo todo de golpe. Sólo conseguirás frustrarte. Si crees conveniente haz un horario “flexible”, que te permita organizarte lo días de la semana, de manera que puedas modificarlos, por los imprevistos que puedan surgirte.

4.- Descansa. Intenta dormir ocho horas diarias. Aunque parezca una barbaridad es muy importante.  Si no pudieras, no descanses menos de seis. Piensa que dormir adecuadamente, es vital, para poder desempeñar correctamente tus funciones.

5.- Controla tus emociones. Procura gestionar bien el autocontrol de tus emociones. No hay que mezclar el ámbito laboral y el personal. Hoy en día, la gente es muy propensa a no saber desconectar entre roles e incluso de las nuevas tecnologías. Intenta razonar en base a hechos y consecuencias, no a sentimientos. Dedica todos los días unos minutos a pensar, cuenta hacia atrás al irte a dormir o distráete, haciendo lo que más te guste e incluso conversando con la gente que te rodea.

6.-  Sé resolutivo. Darle vueltas a las cosas sin prestar atención a todas las posibles soluciones, no sirve de nada. Se deben plantear los pros y los contras de cada situación y de sus posibles salidas, para encontrar la alternativa más idónea en la resolución de un problema.

7.- Refuerza las buenas acciones. Tanto las propias como las ajenas, porque supone una gran estimulación para seguir adelante. Estamos demasiado acostumbrados a ver los errores y no los logros. No hay que ser un positivista absurdo, pero tampoco generar pensamientos catastrofistas.

8.- Comparte experiencias. Es recomendable volver uno o dos días antes de un viaje, si es el caso. Y dar margen para poder compartir las experiencias vividas durante las vacaciones. La comunicación es importante, ya que permite revivir lo acontecido.

9.- No seas negativo. No se debe generalizar, ni maximizar la negatividad de la situación. Seguramente si nos paramos a pensarlo, se pueden encontrar muchas cosas positivas y agradables en nuestro entorno o que podrían haber ido peor.

10.- Si lo necesitas, pide ayuda. Y por supuesto si tuvieses algún problema añadido, no dudes en pedir ayuda a un profesional. Los psicólogos no solo ejercen, para tratar trastornos mentales graves o diagnósticos de ansiedad y depresión, por ejemplo. Sino que también ayudan a la adquisición de habilidades sociales  y gestión emocional.


Fundada en 1917 y con sede en Palma de Mallorca, Juaneda es la primera red hospitalaria privada de Baleares. En la actualidad, tras la adquisición de Policlínica Miramar, cuenta con una red de 5 hospitales; dos de ellos en Palma de Mallorca (Clínica Juaneda y Policlínica Miramar), otros tres en Muro, Ciutadella y Mahón; y más de 50 centros sanitarios establecidos en Mallorca, Menorca y Gran Canaria. Recientemente ha incorporado a su Red Asistencial un centro en Palma de Reproducción Asistida, y ha abierto un policlínico en Santa Ponsa para dar cobertura a la población residente en el municipio de Calvià. Tras la incorporación de Policlínica Miramar a su Red, Juaneda gestionará 414 camas, 36 camas de UCI, 27 quirófanos y 320 consultas externas. En 2012 la compañía registró 71.000 estancias clínicas, 31.000 intervenciones quirúrgicas, 900 partos y 180.000 urgencias. En 2014 está previsto que Juaneda siga sus planes de expansión para afianzar su posición de liderazgo en el mercado sanitario privado balear con la apertura de dos nuevos hospitales en Manacor y Cala Millor.
 
 
 

 





Refineria Web - Diseño web, Hosting & Registro de dominios

Diseño web mallorca

Aviso legal.

Política de Cookies

Copyright Juaneda Red Asistencial 2019